Descubre 6 tips esenciales para dominar el formato de textos en Word

Seguramente has usado Word más de una vez y te has  atrevido a jugar un poco con el formato probando distintos tipos y tamaños de tipografías. Quizá hayas logrado que tus textos se vean mucho mejor pero te ha faltado poner en práctica algunos trucos para guiar al lector.

Veamos qué opciones nos ofrece Word y cómo aprovecharlas para conseguir textos más profesionales y atractivos.

1. Escoge entre tipografías

En Word existe una gran variedad de tipos de letra. Selecciona el texto que quieres cambiar y prueba con diferentes opciones desde la pestaña de inicio hasta lograr el efecto deseado. 

El tipo de letra debe ir de acuerdo con el texto que escribes. Las tipografías de fantasía con muchos adornos, como castellar o la controvertida comic sans, no deben ser usadas en ningún tipo texto, esto le resta seriedad y profesionalismo a tu trabajo.

Intenta probando con un tipo de fuente de la misma familia del texto para resaltar diálogos o citas. Evita abusar de este recurso, tu texto perderá calidad si combina varios tipos de fuente sin justificación alguna.  

2. Personaliza el texto

El tamaño de la fuente debe ser distinto para los títulos, subtítulos y cuerpo del texto. También puedes variar el tamaño de fuente en algunas citas que incluyas en el texto. 

Poner color puede ser tentador, pero hay que hacerlo con medida. Si te aventuras a incluir algún color, hazlo solamente para distinguir los títulos, subtítulos o para resaltar algún término.

3. Resalta tu texto

En la pestaña de inicio encontrarás una función para resaltado de texto, que da el efecto de un marcatextos. Úsalo sabiamente: no resaltes más de una línea, prefiere los tonos claros para facilitar la lectura y no combines más de un color. 

4. Negrita, cursiva y subrayado

Estos recursos son efectivos para destacar tu texto sutilmente. Usa la cursiva para sustituir las comillas. Si quieres enfatizar algo, usa la negrita y en menor medida, el subrayado.

5. Cambia de mayúsculas a minúsculas

Afortunadamente Word cuenta con un comando especial para cambiar de minúsculas a mayúsculas sin complicarte. Nunca escribas un texto por completo en mayúsculas, a menos que se trate de un documento oficial que así lo exija. 

6. Alinea el texto

Tu texto puede ir alineado hacia la izquierda, a la derecha, centrado o justificado. Si vas a poner la fecha o un epígrafe, el alineado puede ir a la derecha. El cuerpo del texto siempre se verá mejor alineado a la izquierda o justificado.

Cada nueva versión de Word ofrece más opciones, pero no significa que debas usarlas todas. Antes de alocarte, debes reflexionar si un elemento es realmente necesario. Cuando se trata de formateo de textos, menos es más y un texto puede perder seriedad y distraer al lector si combinas demasiados elementos.

Pin It on Pinterest