3 usos para tus tablas dinámicas en Excel

Las tablas dinámicas en Excel son la mejor opción para quienes deben hacer presentaciones que incluyen grandes cantidades de datos y quieren evitar ese incómodo momento en que alguien pregunta por qué falta un dato o una variable en particular. 

Muchos usuarios de las hojas de cálculo de Excel le temen a esta función, que si bien requiere de un mínimo de dedicación para aprender a sacar el máximo partido a sus funcionalidades, es de gran ayuda para visualizar de forma interactiva grandes volúmenes de información.

La clave para lograr los mejores resultados en cuanto a visualización de datos es establecer desde un comienzo cuál es el objetivo que se pretende lograr pues teniendo claro el propósito será mucho más fácil organizar los datos. 

Algunos ejemplos de los usos prácticos que se le puede dar a las tablas dinámicas en Excel son los siguientes: 

1. Resumir

Las tablas dinámicas permiten a los usuarios visualizar largas listas de datos de manera concisa. Esto acelera considerablemente los procesos de consulta gracias al gran poder de condensación de la información que tiene esta herramienta. 

Otra de las ventajas de usar las tablas dinámicas en Excel es que permiten incorporar datos de origen interno –como las mentadas hojas de cálculo de Excel- y datos provenientes de fuentes externas como Oracle, Interbase, Access, entre otros.

2. Presentaciones gráficas

Además de la exposición de las distintas bases de datos en tablas resumidas, es importante representar los datos gráficamente ya que esto ayuda a examinar correctamente la información

Un buen gráfico vale más que cualquier enumeración de datos –incluso por muy bien resumida que ésta se encuentre- más todavía cuando estos gráficos se actualizan automáticamente junto con la tabla dinámica. 

3. Analizar 

Uno de los principales inconvenientes de manejar mucha información es ahogarse en la marea de datos y analizarlos de forma errónea con las consecuentes pérdidas económicas que eso puede significar.

En este sentido, las tablas dinámicas permiten detectar tendencias, hacer comparaciones pertinentes, descubrir excepciones y problemas, filtrar, ordenar, agrupar y reagrupar innumerables veces sin tener que hacer diferentes hojas de cálculo cada vez.

Parece magia pero no lo es

Finalmente, el objetivo de aprender a usar las tablas dinámicas en Excel, no es sólo presentar deslumbrantes gráficos o impresionantes resúmenes, sino tener la capacidad de elaborar informes breves que contengan conclusiones correctas derivadas de un análisis exhaustivo de los datos.

Pin It on Pinterest